miércoles, 11 de agosto de 2010

Preguntas y respuestas sobre el Ramadán

Su sentido, significado, origen y desarrollo, según un islamólogo franciscano

Manuel Corullón Fernández, OFM).-Como cada año, con ocasión de las fiestas del mes de Ramadán, celebradas con devoción por nuestros hermanos musulmanes, surgen ante nosotros muchas preguntas sobre su sentido y significado, sobre su origen y desarrollo. Ofrecemos a la comunidad cristiana unas breves respuestas sobre algunas de las preguntas que nos hacemos para así poder comprender y querer un poco más al pueblo que nos acoge.

¿Qué significa el término Ramadán?

El nombre de este mes deriva de la raíz semítica r-m-d con el significado de abrasarse, hacer sufrir, como referencia al calor del verano y a la dificultad del ayuno cuando el noveno mes del calendario islámico coincide en pleno verano.

¿Cuál es el origen del Mes de Ramadán?

Es el mes en el que fue revelado el Corán al profeta Muhammad. Ramadán es el único mes del calendario islámico que se menciona expresamente en el Corán (2, 185). En el Corán se habla en varias ocasiones del ayuno pero sólo una vez de su prescripción en el mes de Ramadán, el noveno de los 12 meses del calendario lunar islámico. Llama la atención el paralelismo entre la misión de Moisés y de Muhammad acompañada y sostenida por el ayuno del pueblo durante el momento de la revelación.

¿Cuáles son las fiestas más importantes durante este mes?

La fiesta más importante del mes de Ramadán es la Noche del Destino, la Layla al-Qadar, tal y como se describe en la sura 97 del Corán que recibe el nombre de Sura del Destino (Al-qadir). Se celebra una de las últimas noche impares del mes de Ramadán (la noche 25 o 27), recordando la noche de la revelación del Corán al profeta Muhammad. Es la noche más santa del año, en la que los musulmanes acuden durante toda la noche a las mezquitas donde se recita de manera interrumpida todo el texto del Corán recordando su revelación.

El mes de Ramadán termina con la fiesta de la ruptura del ayuno, (Aid al-Fitr), que tradicionalmente va acompañada de una fiesta familiar, la oración en la mezquita y una limosna ritual a los pobres. En Marruecos esta fiesta recibe también el nombre Pequeña Pascua (aid al-seghir).

¿Cómo se lleva a cabo el ayuno?

En el Corán y el los textos de la tradición (Hadith), se encuentran las regulaciones legales sobre el ayuno: abstenerse de cualquier tipo de alimento, bebida, tabaco, inhalación de perfumes, actividad sexual desde la primera comida del día antes de la salida del sol (al-sahur), hasta el momento en el que se rompe el ayuno con la comida del atardecer (al-iftar), después de la oración de la puesta del sol: "desde que se distinguen un hilo blanco y otro negro hasta que se confunden".

¿Quién está obligado a guardar el ayuno?

El ayuno es obligatorio a los largo de todo el mes de Ramadán para todos los musulmanes de ambos sexos que han alcanzado la pubertad. Los ancianos, enfermos, mujeres embarazadas o amamantando, los que están de viaje, están exentos del ayuno, y deberán cumplirlo más adelante en una ocasión propicia.
¿Cuál es el valor espiritual del Ramadán para los musulmanes?
La vida espiritual durante este tiempo de culto, va acompañada de una actividad social, familiar y moral más intensa, se recomienda el ejercicio de la limosna, se revaloriza la oración y la recitación del Corán.

Este mes tiene una fuerte dimensión espiritual para los musulmanes: el hambre recuerda la necesidad de los pobres sensibilizando a la gente con los hambrientos, para que todos puedan tener lo suficiente para comer. Es un momento de ascesis, autocontrol y superación de sí mismo y de ejercicio de la propia voluntad para dominar las pasiones, resistir el hambre, la sed, la necesidad de fumar... El ayuno enseña al hombre el principio del amor sincero de Dios, le inculca la paciencia y el altruismo, robustece la fuerza de voluntad ejercitando la paciencia y la perseverancia ante la voluntad, fomenta el auténtico espíritu de solidaridad ayudando a los ricos y sanos a reconocer las dificultades de pobres y enfermos y ser más solidarios con ellos.

¿Por qué el mes de Ramadán no tiene fecha fija?

El calendario musulmán sigue el año lunar, con un ciclo de 354 día, 11 días más corto que el año solar. Los astrólogos musulmanes medievales estudiaron los ciclos de la luna para calcular con la mayor exactitud posible la fecha del Ramadán. Cada uno de los 12 meses del año lunar consta de 29 días, 5, horas, 5 minutos y 35 segundos. Los seis meses pares del año par son de 30 días en lugar de 29. El calendario se divide en ciclos de 30 años, en cada uno de estos períodos, hay 11 años en los que el último mes (Dhu al-Hiyra) consta de 30 días, de modo que estos años tendrían 355 días. Esto sitúa el calendario musulmán en concordancia con la luna (con una sola diferencia de tres segundos).

La órbita de la luna alrededor de la tierra dura aproximadamente 29,53 días, que es la duración media de un mes lunar, a medida que se desplaza alrededor de la tierra presenciamos las distintas fases de la luna. El Ramadán comienza con la luna nueva del noveno mes de este calendario lunar y termina con la luna nueva que origen al mes siguiente, recordando los ritmos naturales de la vida que se mueven desde la novedad hacia su plenitud.

Tomado de Religión en Libertad