lunes, 22 de noviembre de 2010

De copas con curas y obispos...en Italia

La Iglesia abre su propio bar para acercarse a los jóvenes

Música en vivo, cerveza y vino se dan en la cripta de la Basílica de San Carlo al Corso

La Iglesia Católica busca nuevas formas de acercarse a los jóvenes y, para ello, no duda en destinar parte de una cripta ubicada en Roma para un club nocturno. Música en vivo, cerveza y vino se dan en la cripta de la Basílica de San Carlo al Corso. Ahora ya hay nueva alternativa para el ocio nocturno.

El artífice de GP2 -nombre que toma el proyecto y que procede de la abreviatura de Giovanni Paolo II, Juan Pablo II en italiano- es el sacerdote Maurizio Mirilli, jefe de la pastoral para jóvenes de la Iglesia Católica en Roma, según informa The Wall Street Journal.
"Tomar una copa con un obispo"

GP2 es un destino para socializar y "tomar una copa con un obispo", explica el padre Mirilli al rotativo. Además, el 'templo nocturno' remite a varios pasajes de la Biblia. A lo largo de la barra se puede ver el pasaje en el que se citaba las palabras de Jesucristo,"Tengo sed".

La medida es un intento más de la Iglesia por acercarse a los jóvenes. Por el momento, la iniciativa no ha recibido críticas. "Este lugar no existiría si (el Papa) no estuviera de acuerdo", explicó Mirilli.