lunes, 31 de enero de 2011

Un joven correrá más de cinco mil kilómetros durante cuatro meses en EEUU para promover

Jeff Grabosky es un laico católico que empieza este 20 de enero una aventura física y espiritual: Correrá más de cinco mil kilómetros entre California y Nueva York durante cuatro meses para promover la importancia de la oración.

Grabosky, de 27 años de edad, asegura que rezará durante todo su camino pues a pesar de las dificultades que ha encontrado, quiere usar sus talentos para servir a Dios y ayudar a quienes le han pedido oraciones.

El punto de inicio de su carrera personal está en Oceanside, California. Tiene previsto llegar a su meta en Smith Point de Long Island, Nueva York, el 26 de mayo.

Su misión principal es alentar la oración en Estados Unidos y el mundo. Está recibiendo intenciones de oración y ha ofrecido rezar una decena del Rosario por cada pedido que reciba en la página http://jeffrunsamerica.com/?page_id=145
En diálogo con ACI Prensa, Grabosky explicó que su fe le ha permitido superar épocas muy duras de su vida. Solo una semana después que su madre murió de cáncer en el año 2006, su esposa se separó de él.

Asegura que pudo superar esta experiencia de abandono y dos meses de vivir en la calle gracias a la oración, "lo único constante en mi vida, pues siempre le pedí a Dios por su ayuda. Las cosas estaban muy difíciles pero yo confiaba en que el Señor me sacaría de ahí y que Él tenía un plan".

En este camino, Grabosky enfrentó serios contratiempos como un colapso pulmonar que lo llevó a estar por una semana en cuidados intensivos. Pero su fe en Dios "sólo se hizo más fuerte a causa de lo que experimenté", afirma.

Ahora quiere inspirar a otros a perseguir sus sueños "incluso si este mundo se piensa que puede ser imposible".

Nacido en Nueva Jersey, Grabosky ha sido corredor desde la infancia. Corrió a campo traviesa y en pista durante su época escolar pero no llegó al atletismo profesional.

Cuando en el año 2008 corrió su segunda maratón, tuvo por primera vez la idea de recorrer Estados Unidos.

"Pensé que una carrera por todo el país sería una experiencia impresionante y un reto increíble, pero lo puse en un segundo plano por un tiempo por todo lo que había pasado en mi vida", explica y considera que los desafíos mentales de una carrera de esta envergadura son mayores que los problemas físicos.

"Es interesante ver cómo Dios trabaja. Empecé pensando que era necesario para terminar esta carrera por mí, pero ahora tengo que terminar por todos los que estoy orando", agrega.

"Cada vez que me sentí perdido en la vida, la oración me ha ayudado a encontrar mi camino de nuevo", confiesa y recuerda que solo "Dios nos puede ayudar a superar cualquier cosa si confiamos en él. A las personas que están en momentos difíciles les digo que esta vida es a menudo difícil, pero Dios tiene un plan para nosotros y si se lo permitimos de corazón, Él puede y va a hacer cosas increíbles con nuestras vidas. Si realmente creen eso, entonces no es difícil sonreír y mirar cada día con una actitud optimista".

La ruta de Grabosky cruzará Arizona, Nuevo México, Texas, Oklahoma, Missouri, Illinois, Indiana, Ohio, West Virginia, Pennsylvania, Maryland, Virginia y Pennsylvania. También llegará a Nueva Jersey y Washington, DC.

Grabosky ha pedido a quienes quieran apoyarlo a seguir enviando sus pedidos de oración e invitó a quienes lo vean en la ruta a correr o caminar con él. Además ha pedido que le presten un sofá o un lugar para dormir en la noche.

"No tengo ninguna duda que tendré días brutales, pero creo en las palabras de Filipenses 4,13: puedo hacer todas las cosas en Cristo que me fortalece".

Para más información sobre la aventura de Grabosky se puede visitar su sitio web http://jeffrunsamerica.com/
Tomado de Religion en Libertad