viernes, 17 de mayo de 2013

La Delegación Diocesana de Enseñanza de Asidonia-Jerez celebra el XIV Encuentro Anual del profesorado de religión en Centros Públicos



Jerez de la Frontera, 17 de mayo de 2013.- Con el trasfondo de la celebración del Año de la Fe están convocados los 180 profesores de religión católica de los centros públicos.

Como cada año la Delegación Diocesana de Enseñanza organiza su encuentro anual de profesores de religión de centros públicos que este año alcanza su XVI edición.

El encuentro tendrá lugar el próximo viernes día 17 de mayo de 2013 en la Casa de la Iglesia de Asidonia-Jerez, sede del Obispado en Plaza del Arroyo nº 50.

Los profesores están convocados a las 5 de la tarde para comenzar con el rezo de vísperas y la presentación del encuentro por parte del Delegado Diocesano, Don Juan Ortega Álvaro.

El plato fuerte del encuentro será la intervención de Nico Montero, con el título una experiencia de anuncio de la fe desde la música, donde incidirá en la transmisión de la fe desde la música y cómo aplicarlo a la clase de religión.

El encuentro concluirá con la lectura de la memoria anual de la Delegación.

Colaboran en la realización del encuentro las editoriales SM, Edelvives, Santillana, Anaya, Guadiel-Edebé, y Everest.



Cuatro de cada cinco alumnos eligen cursar voluntariamente Religión Católica en la Diócesis

La Delegación Diocesana de Enseñanza del Obispado de Asidonia-Jerez ha elaborado el informe anual sobre el número de alumnos que reciben formación religiosa y moral en la escuela. Los datos han sido recabados en colegios e institutos de toda la Diócesis.

En el curso 2012-2013, la enseñanza religiosa y moral católica es una vez más la opción mayoritaria, escogida voluntariamente por cuatro de cada cinco alumnos. En la actualidad cursan la asignatura 71.034 alumnos sobre un total de 89.684, lo que representa un 79,20%, manteniendo prácticamente el mismo porcentaje del curso pasado y 12,5 puntos por encima del porcentaje nacional.

Datos por tipos de centros

Por tipos de centros, el porcentaje de alumnos que cursan religión en la Escuela Católica es del 99,87. En los de titularidad estatal, la media porcentual entre todas las etapas es del 74,09 % y en los de iniciativa social civil, la media se sitúa en el 70,02 %.

Dificultades y agradecimiento

Los datos, un año más, son especialmente significativos si tenemos en cuenta las dificultades a las que debe enfrentarse en su entorno la enseñanza de esta asignatura, sobre todo su tratamiento como si fuera una materia marginal y un peso añadido a la carga curricular.

La Nota de la Comisión Episcopal de Enseñanza para este año 2013 nos dice que “estima necesario recordar a los padres católicos de los alumnos que acuden, tanto a las escuelas estatales como las de iniciativa social, el deber de la formación religiosa de sus hijos así como el derecho que les asiste ante el Estado de que sus hijos reciban formación religiosa en el ámbito escolar. Es preciso que los padres de familia con hijos en edad escolar presten atención a que sus hijos reciban la enseñanza religiosa, dentro de las normas establecidas en el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español sobre Enseñanza y Asuntos Culturales y en las disposiciones legales concordadas que las desarrollan. Pedimos a los responsables de los centros, que garanticen el ejercicio efectivo de este derecho que asiste a los padres”.

Además, dicen los obispos, “recordamos que toda comunidad cristiana debe comprometerse en este esfuerzo por lograr que los niños, adolescentes y jóvenes reciban la formación religiosa y moral que reclama su condición de cristianos. Esta formación se ha de recibir en el ambiente familiar, en la parroquia y en la escuela. Estos tres ámbitos de formación cristiana no se pueden considerar separados entre sí. Cada uno de ellos ofrece sus propias posibilidades educativas y tiene sus propios contenidos; todos son necesarios y se complementan.
La formación religiosa escolar tiene la peculiar condición de ayudar a los alumnos a alcanzar una formación cristiana en relación y diálogo con los conocimientos y la cultura que la escuela transmite. Estos conocimientos y esta cultura pueden orientarse a favor o en contra de determinadas creencias religiosas y valores morales. Los alumnos católicos tienen derecho a que tal orientación se haga en conformidad con la fe y moral católica”.

A pesar de las graves dificultades, los padres y alumnos ejercen cada año, voluntaria y mayoritariamente, su derecho fundamental de elegir la formación religiosa y moral católica

Agradecemos finalmente la labor realizada por todos los profesores de religión de la Diócesis, que sintiéndose parte de la Iglesia y con una labor encomendada por el Obispo cada curso escolar, dan todo lo que tienen por dignificar la asignatura de religión y transmitir el mensaje del Evangelio a todos los niños y jóvenes que asisten a la clase de religión en los colegios e institutos.