lunes, 6 de mayo de 2013

Las monjas de clausura, a concurso para ganarse el cielo

La Delegación Diocesana de Enseñanza ha presentado a los profesores de Religión un concurso para promover la asignatura de Moral y Religión católicas en un periodo en el que en la mayor parte de Comunidades de toda España está abierto o a punto de abrirse el plazo de prescripciones para la elección de los centros educativos del próximo curso escolar 2013-2014.

Este concurso se inspira en el vídeo difundido por las redes sociales desde la Comisión Episcopal de Catequesis y Enseñanza, presidida por el obispo de Castellón, Casimiro López Llorente, y ofrece diversas modalidades de participación.

Una de ellas está dirigida a los conventos contemplativos de clausura. "Se solicita a los monasterios de clausura que aporten algún dulce, tarta, compota, etc. elaborados con manzanas y que escriban en una tarjeta un mensaje indicando por qué la clase de Religión Católica les parece una asignatura apasionante", indican las bases del concurso.

Exponen fuentes del Obispado de Segorbe-Castellón que estos alimentos servirán de premio para el resto de participantes y para atender las necesidades de una obra social (comedor, casas acogida, etc.) y, a cambio, las monjas que participacipen optarán a "ganarse el cielo", dado que desde el Obispado reconocen que no existe premio en esta categoría, más que "la satisfacción de ayudar al prógimo".

Otro tipo de concurso va dirigido a las familias y los alumnos de las diversas etapas educativas, según han explicado las mismas fuentes.

Alrededor del símbolo de la manzana, que hace de hilo conductor, se propone a las monjas contemplativas que escriban un mensaje indicando por qué la clase de religión católica les parece una asignatura apasionante, y que aporten un dulce o compota elaborado con manzanas, que se destinarán a comedores sociales o casas de acogida.

El objetivo es "sentir la comunión de toda la Iglesia que comparte una misma misión: extender la 'Buena Noticia' poniendo en valor los distintos carismas y, de manera especial, la fuerza de la oración de las monjas contemplativas".

A las familias de los alumnos, se les propone trabajar diversas historias relacionadas con la manzana, desde la narración del fruto prohibido del Génesis, hasta el logo de Apple, símbolo de avance y tecnología. Como a las religiosas, se pide elaborar un dulce y aportar la receta.

Para los ciclos de Infantil y Primaria hay diversas actividades propuestas acordes con su edad, y en Secundaria se da un salto creativo, ya que el concurso consiste en realizar cortos grabados con el teléfono móvil, y que se podrán visionar en el blog de la delegación castellonense (http://yorelisegorbe-castellon.blogspot.com.es). Los estudiantes más mayores optan a conseguir una tablet con wifi, descuentos en material informático o un curso de fotografía.

En esta modalidad el límite de presentación de los trabajos es el 27 de mayo. En los otros casos, serán el 10 de mayo. También a los profesores se les premiará su capacidad de aumentar la ratio de alumnos en el aula.

Fuente: El mundo