miércoles, 29 de mayo de 2013

Un premio para los profesores de religión que ‘capten’ más alumnos. La idea en marcha de la diócesis de Castellón para promover esta asignatura

La diócesis de Segorbe-Castelló, ha presentado a los profesores de religión un concurso para promover la asignatura de moral y religión católicas con el fin de "captar" alumnos.

La Delegación Diocesana de Enseñanza, según publica la web del obispado de la diócesis de Segorbe-Castelló, ha presentado a los profesores de religión un concurso para promover la asignatura de moral y religión católicas con el fin de "captar" alumnos.  Al margen de la satisfacción de conseguirlo, se anuncia que se "premiará" la capacidad de los maestros de aumentar la ratio, aunque no se especifica en qué consiste el premio.

Esta iniciativa se inspira en el vídeo difundido por las redes sociales desde la Comisión Episcopal de Catequesis y Enseñanza, presidida por el obispo, Casimiro López Llorente, y ofrece diversas modalidades de participación. Una de ellas está dirigida a los conventos contemplativos de clausura y el resto es para las familias e incluso los propios alumnos de las diversas etapas educativas.

En cuanto a las bases de los concursos, en los objetivos, además de "promocionar la matriculación en la asignatura de Religión", se habla de "implicar" al alumnado para que "invite" a sus compañeros a "descubrir el sentido y la riqueza que aporta la asignatura de religión" y de presentar dicha materia como algo "apasionante".

Alrededor del símbolo de la manzana, que hace de hilo conductor, se propone a las contemplativas de la diócesis que escriban un mensaje indicando "por qué la clase de religión católica les parece una asignatura apasionante", y se les pide que aporten un dulce o compota elaborado con manzanas, que se destinarán a comedores sociales o casas de acogida.

A las familias de los alumnos se les propone trabajar diversas historias relacionadas con la manzana, desde la narración del fruto prohibido del Génesis, hasta el logo de Apple. Al igual que en el caso de las religiosas, se les pide que elaboren un dulce y que aporten la receta.

Para los ciclos de Infantil y Primaria hay diversas actividades propuestas, mientras que para los estudiantes de Secundaria el concurso consiste en realizar cortos grabados con el teléfono móvil que se podrán visionar en el blog de la delegación.

Fuente: Religión confidencial