viernes, 10 de enero de 2014

Se duplica el número de cristianos asesinados en el mundo a causa de su fe


Aumenta la persecución, en algunos casos hasta el martirio, de cristianos en todo el mundo. En 2013, según el informe anual de la organización Open Doors, 2.123 cristianos murieron a causa de sus creencias en 2013, casi el doble de la cifra del año anterior. Más de la mitad fallecieron en Siria.

Según Open Doors, se han documentado 2.123 asesinatos de "mártires" en 2013, en contraste con los 1.201 registrados en 2012. La organización, con sede en Estados Unidos, elabora anualmente una lista de los 50 países del mundo donde los cristianos sufren las peores discriminaciones y persecuciones.

"El principal motor de la persecución de los cristianos en la inmensa mayoría de los países, en concreto en 36 de los 50 países observados, es el extremismo islamista", explican los autores del informe.

Sin embargo, Corea del Norte, oficialmente ateo, dominado por el culto a la persona de la familia Kim y donde el mero hecho de tener una 'Biblia' es motivo suficiente para ser condenado a perpetuidad o incluso ejecutado, sigue siendo el peor país del mundo para los que profesan esta fe.

Según Open Doors, alrededor de 70.000 creyentes cristianos están en campos y prisiones laborales de Corea del Norte. No obstante, el resto de los cinco primeros países que encabezan la lista son Estados musulmanes que sufren inestabilidad interna: Somalia, Siria, Irak y Afganistán, por ese orden.

De éstos, la situación ha empeorado en Siria, donde alrededor de 1.213 cristianos fueron "martirizados" en 2013. La cifra, solo en Siria, es mayor que la del total mundial registrada en 2012.

Siria tenía una población cristiana de más de 1,7 millones antes del comienzo del conflicto interno hace casi tres años. "La oposición siria está cada vez más islamizada y los cristianos son cada vez más vulnerables en todas las esferas de la vida. Muchos cristianos han sido secuestrados, agredidos o asesinados, y muchas iglesias dañadas o destruidas", escriben los autores del informe.

(RD/Agencias) Fuente: Religión Digital