jueves, 5 de junio de 2014

Caritas recuerda que se pueden marcar las casillas «Iglesia» y «Fines Sociales» sin coste para el contribuyente

Caritas Española ha puesto en marcha una campaña informativa para pedir a los ciudadanos que «no desperidicien la oportunidad de aumentar su compromiso solidario» en la declaración de la renta y recordar que se puede marcar las dos casillas de asignación de impuestos a la Iglesia y a Fines Sociales sin ningún coste para el contribuyente. «Cada casilla marcada genera el 0,7 por ciento de los impuestos. Si se marcan las dos, se genera el 1,4 por ciento», ha explicado también la organización para incidir en que al asignar ambas no se reparte el presupuesto sino que se duplica. 

(EP) Por el contrario, en caso de quedarse vacía, Hacienda destina ese porcentaje de los resultados a otra partidas de los Presupuestos Generales del Estado. «En 2013 quedaron 510 millones sin asignarse, debido a aquellos contribuyentes que o bien no marcaron ninguna de las opciones o pusieron la X solo en una de las dos casillas», según ha indicado. 

En este sentido, la organización benéfica ha explicado quequienes marcan las dos casillas colaboran doblemente con Cáritas, dado que forma parte de la Iglesia y, como organización social, recibe fondos de la casilla de fines sociales. 

600 proyectos 

Además, ha recordado que la labor de la organización gracias a la contribución de los ciudadanos a través del IRPF ha permitido financiar cerca de 600 proyectos en 2013para «mejorar las condiciones de vida de cientos de miles de familias con graves dificultades para afrontar sus gastos de alimentación, sus recibos domésticos, sus tratamientos sanitarios o las necesidades educativas de los hijos en edad escolar o para servicios de ayuda a domicilio para personas mayores, casas de acogida para enfermos de sida o mujeres maltratadas, cursos de formación y alfabetización para mujeres gitanas, o centros de día para personas sin hogar y personas con adicciones», entre otros servicios.

También ha recordado que una parte importante del trabajo que realiza se hace con el «apoyo vital» de la propia Iglesia, de la que proceden parte de los recursos y en cuyas infraestructuras se lleva a cabo la mayor parte de los proyectos. 

 «Este apoyo económico permanente de cada Iglesia diocesana a sus respectivas Cáritas Diocesanas y Parroquiales se ve reforzado con la donación que la Conferencia Episcopal Española (CEE) realiza cada año a los proyectos de Cáritas destinados a paliar las situaciones de mayor necesidad», según ha indicado la organización, que ha detallado que en 2013 la aportación fue de 6 millones de euros.