miércoles, 21 de enero de 2015

Más de 430.000 andaluces piden con su firma a la presidenta de la Junta que no reduzca a sólo 45 minutos semanales la asignatura de religión

Los sindicatos más representativos del profesorado de religión de Andalucía han registrado 389.145 firmas y 41.036 cartas de padres, madres y ciudadanos andaluces en general, dirigidas a la Presidenta de la Junta de Andalucía y al Consejero de Educación, solicitándoles que se mantenga la carga lectiva de la asignatura de religión tal como está en la actualidad, y no posibiliten que se pueda reducir a la mitad, es decir, a sólo 45 minutos semanales en todos los cursos de Educación Primaria, como se recoge en el Anexo del Proyecto de Orden presentado por la Consejería de Educación el pasado. 

Esta masiva recogida de firmas ha sido llevada a cabo por el propio profesorado de religión en las últimas semanas, tras la multitudinaria manifestación que congregó a más de 5.000 personas el pasado 20 de diciembre. Los profesores y profesoras han contado con el apoyo de Hermandades, Asociaciones de Padres y otros colectivos ciudadanos y eclesiales. También han respaldado la iniciativa las Delegaciones Diocesanas de Educación, así como sus equivalentes de Religión Evangélica e Islámica, pues el problema es común para la Religión Católica, Evangélica e Islámica. 

Los representantes sindicales de este colectivo de trabajadores han entregado, junto con estos centenares de miles de firmas y cartas, sendos escritos dirigidos a la Presidenta de la Junta y al Consejero de Educación. En ellos solicitan una reunión urgente con el fin de evitar el drama laboral que supondría una decisión que responde, según reconoció en Mesa Sectorial la propia Secretaria General de Educación, tan sólo a motivos ideológicos. 

Los sindicatos han insistido en que las decisiones en materia educativa nunca deben estar motivadas por criterios de enfrentamiento ideológico, sino que la prioridad debe ser la calidad, que es imposible a todas luces para cualquier materia con sólo 45 minutos semanales, y también que este previsible conflicto no debe abordarse como un debate ideológico sobre la asignatura de religión, que ya ha dejado zanjado tanto la LOE como la LOMCE. 

CSI•F, USO, APPRECE y ANPE, han manifestado que esperan que tanto la Sra. Díaz como el Sr. Alonso sean ahora más sensibles al clamor manifestado a través de sus firmas por estos cientos de miles de andaluces y tomen las medidas oportunas para evitar que más de 1.000 trabajadores andaluces, el 97% laicos, padres y madres de familia, puedan ser despedidos, o más de 2.000 vean reducidos sus sueldos a la mitad, por una pura decisión de índole política sin ningún fundamento educativo. 

En sus Escritos, los representantes sindicales del Profesorado de Religión también recuerdan a la Presidenta y al Consejero de Educación el modo de acceso de estos trabajadores como empleados públicos, ante el cuestionamiento del mismo por parte de ambos. Por ello les aclaran que estos trabajadores y trabajadoras han accedido a su puesto de trabajo de conformidad con la normativa vigente, y vienen prestando un excelente servicio al alumnado y a la Comunidad Educativa Andaluza en general para llevar a final de mes un sueldo digno a su familia. 

No es de recibo, reiteran estos sindicatos, que un Gobierno que se dice progresista y que repite machaconamente que su principal preocupación es el empleo, y el empleo de calidad, tome una decisión que conllevaría una “sangría laboral” de este calibre. 

Confiados en su sensibilidad social, tanto ante el problema laboral de los trabajadores como ante la demanda de centenares de miles de padres, madres y ciudadanos/as andaluces en general, manifestada a través de sus firmas, los sindicatos CSI•F, USO, APPRECE Y ANPE, representantes del profesorado de religión en Andalucía, han finalizado pidiendo la mediación de Susana Díaz y la actuación de Luciano Alonso y solicitándoles una reunión urgente para abordar este problema. 

Sevilla, 21 de enero de 2015